Su tímido hijo adolescente Norman (Freddie Highmore) rápidamente llama la atención de las chicas del lugar, para el horror de su madre. Norma y Norman pronto descubrirán que la idílica ciudad no es lo que parece, y la gente hará cualquier cosa para proteger su secreto.